ESMERALDA

ESMERALDA

Es momento de trascender el amor condicional, pues sólo nos lleva a amar de forma mezquina y egoísta.

La vibración de la esmeralda nos invita a experimentar un amor profundo y expansivo, comprendiendo que el verdadero amor carece de la necesidad de juzgar a otros y sobre todo a ti mismo, deja de ser tan exigente contigo y los demás, se compasivo, amoroso, generoso, despierta en ti la aceptación y eleva tu frecuencia de amor hacia la consciencia.